Crónica de un concierto anunciado

jueves, 3 de mayo de 2007

Uff, pues bueno, después de una larga espera me decido a contar lo que fue el concierto de Shakira en Torrevieja el pasado (bastante pasado) día 31 de Marzo.

Llegamos a Torrevieja (Alicante) después de haber conducido unas 2 horas y media aprox. en coche y, cómo no, haber dado un par de vueltas por el pueblo en plan aventura, a ver si se nos aparecía por arte de birlibirloque el tan ansiado y buscado Parque Antonio Soria, hasta que hastiados de dar vueltas a las rotondas, y frente al Jardín de las Naciones (otro parque de allí) le preguntamos a una buena señora, que si no llega a ser porque le damos la indicación de que en ese lugar era donde se hacía el concierto... casi nos manda a otro parque distinto.

Total que llegamos al final al lugar de destino, que por cierto, si vais alguna vez, está por detrás del "Carreful" y del "Aquópolix". Nos dimos cuenta de que no podríamos hacer turismo por el pueblo porque la cola ya alcanzaba los 100 metros de longitud (con la típica gente que se ha llevado su silla de playa, nevera, toalla para el suelo, etc) y sólo eran las 2 de la tarde (el concierto empezaba a las 10 de la noche) y además no habíamos comido. Así que nos pusimos manos a la obra (comimos) y después nos sentamos haciendo cola alargándola un par de metrillos más. Eran las 4 de la tarde.

A los 5 minutos la gente empezó a correr como almas que lleva el diablo, sólo para apelotonarse en la puerta de entrada y ya no poder sentarse en tooodo el resto del día.

Ostras!! las pilas de la cámara!! Nos quedamos sin pilas sin haber hecho ninguna afotillo, pero gracias a mi super-sentido de la orientación (y también porque vi el cartel) situé el carreful al otro lado del recinto; así que poniendo un pie delante del otro alternativamente, fui a comprar unas pilas nuevas. Pero para mi desgracia, no estaba tan cerca como yo creía, el rodeo al parque dichoso y al aquópolisss era de 30 minutillos, y otros 30 de volver... pues así en frío, acabas reventaíto.

Ya no me acuerdo mu bien a qué hora abrieron el recinto, lo único que me acuerdo bastante bien era que aquello parecía un encierro de San Fermín pero sin toros y campo través; 300 metros en 8'7 segundos, para qué? para encontrarse con otras tres puertas cerradas a cal y canto. Hala, a seguir esperando, pero ahora con un inconveniente añadido: el suelo era tierra, porque donde aparecimos todos era una especie de solar destartalado.

Recuerdo a los "vecinos" de detrás, 3 chicos y 3 chicas; ellos se iban a ir al mingitorio (con el permiso de ellas), pero parece ser que durante el anterior maratón de 300 metros casi las perdieron de vista; así que uno de ellos tuvo la genial idea caballeresca y caballerosa de quedarse con ellas, a la vez que les decía: "nos quedamos uno con vosotras para que luego no nos vengáis diciendo que ha echado toda la gente a correr y habéis aparecido en el concierto de El Fary"; en el momento de decirlo, genial, ahora no te ríes tanto con la frasecilla.

Se hicieron las 8 de la tarde, teórica apertura de puertas; allí estaban los mazas de la entrada sin mover una bisagra. La gente nerviosa, otros haciendo la ola, otros buceábamos al paso de la ola, todo por no pegarle de guantás a los de las puertas para que nos dejaran pasar.

Casi las 9; cual mansión embrujada se abren las puertas y entonces... 100 metros vallas y 2 o 3 fintas a los de la Cruz Roja que estaban por medio. Llegamos a nuestro destino final, delante del escenario (lógico, no va a ser detrás), 8ª fila aprox, y seguíamos sin poder sentarnos aunque ahora el suelo era de asfalto.

9'45 de la noche; se pone a llover a mares; la gente llorando porque no se haría el concierto, maldiciendo a diestro y siniestro y al que había abierto el paraguas porque no le dejaba ver el escenario vacío (se ve que le hacía ilusión a la muchacha ver cómo caía el agua en la tarima) y porque ahora tampoco iba a sentarse la gente (si lo hacías te mojabas el culo).

Casi las 11 de la noche; para de llover, los operarios secando el escenario con las toallas, la gente nerviosa, histérica y chopada hasta las trancas. Pero entonces... se hizo la oscuridad, y en el círculo brillante de un foco apareció ella, Shakira.

El concierto genial, las fotos las podéis ver aquí.

1 de la madrugada; después de estar 9 horas de pie, sin poder sentarnos, pero disfrutando las 2 últimas del concierto, y calados hasta los huesos, regresamos a Valencia.

Por cierto, quién se apunta al siguiente?

Saludos
Nacho

1 comentarios:

Vane dijo...

Lo primero un aplauso para el gran fotógrafo y proveedor de nuevas pilas. Sin él no habría tenido ni una sola de las 200 y pico fotos que ahora me ocupan espacio en el disco duro. Nada más ver a la Shaki me quedé atontada, sólo pude alargar la mano con la cámara y el pobre Nacho la cogió y supo qué hacer, jejeje. Bueno, la verdad un día inolvidable, 9 HORAS DE PLANTONAZO Y CARRERAS VARIAS(todavía tengo agujetas), pero valió la pena! Un fuerte beso Nacho, tu crónica perfecta.